Vital Alsar

Vital Alsar 2018-05-01T09:23:02+00:00

Vital Alsar

Embajador oceánico. Expedicionario. Pacifista. Lobo de Mar.

Vital: “Que es propio de la vida o que está relacionado con ella.” “Que es tan importante o necesario que resulta imprescindible para algo.”

Para aquellos que tienen la suerte de conocerle en persona, sabrán que el diccionario no se equivoca, pues Vital como su propio nombre indica derrocha vida, y para cualquier amante de la mar es una figura imprescindible.

Expedicionario y leyenda viva de la navegación, hombre de grandes valores, fuente de inspiración durante décadas para miles, Vital nació en 1933 en Santander, Cantabria (España) y lleva toda una vida vinculada a la mar y a su cultura.

Comenzó su andadura inspirado por el relato de Thor Heyerdahl sobre la expedición realizada en 1947 con la Kon-Tiki, una balsa con la que recorrió a vela 3,770 millas náuticas (6,982 km) desde Sudamérica a la Polinesia, para demostrar como los primeros pobladores de aquellas islas podían ser de origen pre-colombino. Vital, se marcó otras metas y años más tarde realizó el viaje en balsa más largo de la historia.

Con veinte años salió de España buscando trabajo y después de varios años trabajando en Francia, Alemania y Canadá, comenzó a dar rienda suelta a su idea de cruzar el Océano Pacífico en balsa. En 1966 comenzó La Pacífica, su primera expedición con la que pretendió recorrer desde Ecuador hasta Moololaba en Australia, y con la que después de 143 días de navegación naufragó, debido al ataque a la madera del gusano teredo. Cuatro años más tarde volvería a intentarlo a bordo La Balsa, otra expedición con la que consiguió llegar hasta el puerto de Moololaba en Australia después de 161 días de viaje y 8.565 millas de navegación.

Ante el escepticismo e incredulidad inicial por parte de los medios y la prensa australiana, en 1973 reafirmó su éxito demostrando que no fue casualidad llegar a Australia, pues volvió a repetir la gesta partiendo desde Guayaquil (Ecuador) y llegando hasta Ballina (Australia) pero esta vez con otras tres balsas, cuyas velas estaban pintadas por su amigo Salvador Dalí.

En 1978 Vital Alsar iniciaba el proyecto “Mar, hombre y paz” con el que llevó el trapo blanco alrededor del mundo. Una nueva expedición que comenzó con la construcción y de 3 frágiles galeones con los que navegó desde el puerto de Tampico (México) hasta Santander (España). Continuaba así “Tras la Estrella de los Grandes Navegantes” para construir la nao Marigalante, una réplica exacta de la Santa María, nave capitana de Cristóbal Colón.

La última y más reciente expedición fue “Zamná”, que partió desde la isla de Cozumel (México) hasta Grecia y con regreso a México. Se realizó entre 2009-2010 a bordo de un impresionante trimarán de madera construido a mano en el puerto de Alvarado y de nombre Zamná, el dios maya del conocimiento, dicho proyecto lo llama “El Niño, La Mar y La Paz” y consistió en el hermanamiento de dos de las civilizaciones más antiguas del mundo, la maya y la griega, representada por el mensaje de paz trasladado por un niño maya, que acompañado por su padre y otros doce tripulantes recorrieron diferentes países del mundo portando tan emotivo mensaje de paz.

Premios y reconocimientos

Ha recibido múltiples premios por su trayectoria, entre los que destacan el de la Sociedad Geográfica Española, o el de Adena Internacional, de la Sociedad Protectora de la Naturaleza. Este último, representado por un “Delfín de Oro” de Salvador Dalí, lo compartió con Philippe Cousteau.